Leonardo Dicaprio nunca me gustado como actor, ni siquiera en “Titanic”…
Esta película no es la excepción, unas actuaciones pésimas, no se identifican con el espectador en nada…

Una muestra más de que no se debe abusar de los efectos especiales, les interesa mas hacer ver como explotan las cosas en cámara lenta y al estilo Matrix, que presentar una buena base o una buena historia…

Después de la primera media hora, se presentan muchos cambios bruscos, realmente sin fundamento y de nuevo se preocupan más por el aspecto visual que por la trama…

Una de las tantas películas burdas de la era de los efectos sin sentido y de las películas puramente de “acción digerible”

Si quieres ver una mezcla entre el aprendiz de brujo y Matrix te la recomiendo, si quieres ver una buena película te recomiendo que entres a ver Toy Story, juguetes que hablan tienen mas sentido que esta verdadera bazofia cinematográfica…

Esperemos que en la próxima cinta de Batman, Christopher Nolan no se atreva a tomar como base los efectos de està, porque si lo hace, tendremos un Nuevo Joel Schumacher entre nosotros…

Anuncios