Cuando una relación sentimental entre dos personas, termina, las dos personas sufren de trastornos diferentes, por parte de las mujeres el más recurrente, es el típico: me vale madre…
En los hombres es recurrente, el también típico: a mi también…
El problema viene después, cuando la necesidad de tener a alguien con quien hablar, con quien compartir y hasta con quien pelear; se empieza a convertir en un trastorno en la personalidad…
Hay muchos casos de novios o esposos que matan a sus novias o esposas y viseversa…
Pero, ¿Por qué, pasa esto?
En la época de los cavernícolas (Roberto Sandoval, no me dejara mentir…), todo eran gritos y ver quien tenia el trozo de carne mas grande…
Si a alguien no le gustaba lo que tu “gruñías” con un madrazo lo controlabas… que bellos tiempos…
Ahora en nuestra época, si tu tocas a tu espos@ o novi@, te pueden meter a prisión…
Es una de las grandes bendiciones de estos tiempos, pero que pasa cuando alguien tiene mucha ira contra su pareja y no puede descargarla… ahí viene lo bueno, la pareja comienza a discutir, hasta que uno de los 2 se encabrona y se va (mayoritariamente las mujeres), y ¿que pasa con toda esa cólera que siente la pareja que se queda?…
Se empieza a convertir en soledad, en tristeza, en rencor, en odio y tiene un gran efecto en la manera de actuar de la persona…

Por una parte quisieras verl@ muert@, pero por otra, l@ amas y quieres volver a verl@…

Esta confusión es la que ha generado tantos asesinatos y suicidios…

Lo importante, para resolver esta gran confusión es abandonar la rutina, la rutina de decirle hola, de levantarte y verl@ todas las mañanas, de discutir…

Y pensar que es lo mejor, si se tiene a una persona que no esta conforme es mejor estar sol@, a huevo no vas a sostener a alguien…

En casos realmente extremos es mejor conseguir ayuda psiquiátrica…

Pero con el tiempo, que es el mejor maestro (lastima que mate a sus alumnos…) podrás encontrar la paz sin tener que llegar a herir a alguien por mas daño que sientas que te haya hecho…

Tu mente puede ser tu mejor aliado o tu peor enemigo…

Anuncios