Esto es lo que sentimos muchas personas. Nos sentimos estancados, tristes, aburridos de nuestra vida, cansados de los problemas y cansados de tener que llevar la carga de estar vivos…

Este sentimiento de soledad y de indiferencia ante la vida puede ser producido por muchas cosas: Un problema muy fuerte, la muerte de un familiar, el abandono de la pareja y hasta la muerte de una mascota; pueden ser un factor para dejarnos ver la realidad, que con ese sueño maravilloso al que llamábamos familia, dinero y hasta espos@ , tratábamos de ocultar…

La vida es muy dura, es muy triste y sobre todo es muy larga, ¿Por qué, creen ustedes que l@s famos@s y l@s millonari@s, se compran motocicletas o se lanzan en paracaídas o se toman fotos desnud@s y “olvidan” el aparato que resguardaba aquellas fotos “confidenciales” en algún lugar pùblico?… porque ellos también son personas, también están hartos; tù, puedes ser dueño de media ciudad peluche e igual tienes o vas a tener que enfrentar la realidad algún día…
Sientes que los días pasan estúpidamente rápido o estúpidamente lento…
Pierdes el apetito, lo que te gustaba ya no te gusta…

Una de las partes buenas de entrar en el mundo “real” es captar cosas que antes no podías, porque tu mente trataba de ocultártelo…
Los problemas de tu comunidad, la sociedad en la que vivimos y hasta la religión que practicas, se empiezan a ver grotescas y no de “colores”, como antes las veías…

Todos los seres humanos debemos ser fuertes y enfrentar nuestra prisión, tratar de encontrarle soluciones a nuestra nueva percepción a nuestros problemas y comenzar a vivir en un mundo de adultos…

Anuncios