*La Comisión Permanente del Congreso de la Unión condenó “enérgicamente” la entrada en vigor de la Ley SB1070 de Arizona porque crea un clima intolerancia y “siembra rencor” al criminalizar la migración ilegal.

El Pleno exhortó a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) a dar seguimiento puntual a los incidentes que se puedan suscitar en la zona fronteriza entre ambas naciones una vez que entre en vigor el ordenamiento.

Mientras senadores y diputados de las distintas fuerzas políticas condenaban la ley en tribuna, el presidente de la Mesa Directiva del Senado (PRD), Carlos Navarrete Ruiz, informó que la juez federal de Estados Unidos Susan Bolton suspendió las disposiciones más agresivas.

Por ello, la Permanente agregó al pronunciamiento de cinco puntos previamente consensuado un reconocimiento al valor de Bolton, pero advirtió que se mantendrá atenta al desarrollo de las acciones legales.

Los legisladores se comprometieron a que el Senado y la Cámara de Diputados trabajarán en materia de migración, a partir del próximo periodo de sesiones.

En el pronunciamiento, los legisladores también reconocieron al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, por promover la inconstitucionalidad de la Ley ante un Juzgado de Distrito en Phoenix, Arizona.

En la tribuna desfilaron para fijar la posición de sus grupos parlamentarios Ricardo Monreal, del Partido del Trabajo; Pablo Escudero, del Verde Ecologista de México; Silvano Aureoles, de la Revolución Democrática; Rogelio Rueda, del Revolucionario Institucional y Blanca Judith Díaz, de Acción Nacional.

Al exponer la posición de Acción Nacional sobre el tema, la senador Judith Díaz advirtió que “la entrada en vigor de esta ley daña seriamente las relaciones entre el pueblo de México y el Estado de Arizona”, pues una ley que promueve “la arbitrariedad y el odio no puede ser la base de la amistad entre los pueblos”.

La Permanente agradeció el respaldo en este tema que han brindado los gobiernos de Argentina, Bolivia, Colombia, Costa Rica, Chile, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Paraguay y Perú.

El senador del PRI, Rogelio Rueda, pidió a la Cancillería establecer un plan de contingencia para el eventual caso de deportaciones. El legislador reconoció también la decisión de la juez Bolton, pero consideró que una vez que entre en vigor esta ley “sin duda será insuficiente” la red consular mexicana en la frontera.

El coordinador del PT en el Senado, Ricardo Monreal, dijo que hoy (JUEVES) será un día negro: “esta discriminación exacerbada que se generaría sin duda alteraría la convivencia de los pueblos y alteraría la actitud pacifica en la convivencia. Provocaría rencor, abriría los abismos del odio, de la confrontación que a todos nos haría adversarios y enemigos entre si”, concluyó.*

(*Sacado de: http://www.eluniversal.com.mx/ *)

Anuncios