*Carolina y Juan Ignacio estaban pasando, probablemente, por el mejor momento de sus vidas. La semana que viene iban a internarse, para esperar la llegada de su hijo, Isidro. Pero la fatalidad frustró sus planes: a ella le dieron dos tiros para robarle en la calle los 20.000 dólares que había extraído momentos antes. “Lo único que me alcanzó a decir entre lágrimas es ‘fue el cajero’”, comentó él en la puerta del hospital en el que su mujer y su bebé recién nacido –hubo que practicar una cesárea de urgencia- pelean por sus vidas.

“Acá hubo un entregador”, afirmó Juan Ignacio, “estoy completamente seguro de que hubo la intervención directa del banco”, al que consideró “penal y civilmente responsable” por el asalto que dejó a su mujer Carolina Piparo (34) en estado crítico.

En estado de shock (“no logro caer, no sé bien dónde estoy parado”), el marido y padre de las víctimas reconstruyó los hechos que desencadenaron el dramático episodio. Carolina había ido ayer al banco Santander Río de la calle 7 y 41 de Gonnet a retirar 20.000 dólares que iban a destinar a la compra de una casa. “El cajero le dijo que no tenía dinero, que volviera mañana (por hoy), pero que no regresara a las 10, porque recién habría la bóveda, que llegara a las 11.30”.

A Juan Ignacio le “resultó extraño que un banco de esa magnitud no tenga 20.000 dólares en una bóveda”, pero dejó a un lado sus sospechas y confió en que todo estaría bien. Carolina volvió esta mañana a la entidad bancaria, siguiendo “las directivas que le había dado el cajero”. Eran dos: “el horario y que lo viera a él personalmente”.

Al llegar a su casa, a la mujer –embarazada de 42 semanas- le abrieron la puerta del auto y un asaltante le dijo “ dame toda la plata que sacaste del banco ”. Cuando se la iba a entregar, el ladrón forcejeó, le quitó la cartera y le pegó dos balazos . Un proyectil le perforó el pulmón. Isidro nació por cesárea y hubo que reanimarlo porque sufrió un paro cardíaco.

Esta tarde, el ministro de Seguridad bonaerense Ricardo Casal confirmó que había un sospechoso detenido y otro identificado. Se trataría de los responsables materiales del ataque. Los investigadores, en tanto, trabajan en la hipótesis del entregador.

Para Juan Ignacio y Carolina no quedan dudas. “Fue el cajero”, dijo ella y él abona esa teoría. “Este caso no tiene que quedar impune”, sentenció y pidió que todo el Ministerio de Seguridad bonaerense –donde trabaja la mujer- “esté arriba de esto”.*

(*Sacado de: http://www.clarin.com/ *)

Anuncios