*Salvador Cabañas ‘tiene recuerdos vagos’ del incidente donde recibió un disparo en la cabeza en un bar de la Ciudad de México y no reconoció a ninguna persona, dijo el lunes el juez paraguayo Pedro Mayor Martínez.

El magistrado paraguayo recogió la declaración testimonial del delantero del América por pedido de la Procuraduría General de México, que envió a cuatro de sus funcionarios para participar de la audiencia.

Cabañas, de 29 años, recibió un balazo en la cabeza el 25 de enero pasado en el interior del centro nocturno Bar-Bar de la capital mexicana.

Su agresor, según las autoridades mexicanas, fue identificado como José Balderas Garza, alias JJ, quien sigue siendo buscado por la policía.

A raíz del atentado, Cabañas quedó fuera de la selección de Paraguay que disputó el Mundial en Sudáfrica.

“Cabañas no pudo referir el motivo de la agresión, tiene recuerdos vagos, no logra recordar rostros porque tiene la memoria disminuida”, agregó Mayor Martínez en una conferencia de prensa en la sede del poder judicial.

El fiscal de asuntos internacionales, Juan Emilio Gaona, precisó que “a Cabañas se le mostraron muchas fotografías y no reconoció a ninguna de ellas. Incluso, no identificó al tal JJ”.

La bala aún permanece en la parte derecha del cráneo.

Martínez especificó que Cabañas “está lúcido actualmente pero sus recuerdos recientes tienen limitaciones y no creo que haya mucho por hacer”.

La procuraduría mexicana remitió un cuestionario de 60 preguntas como parte de dos investigaciones: tentativa de homicidio contra el futbolista y hechos referidos al crimen organizado.

“La audiencia fue presenciada por cuatro funcionarios judiciales de México: dos del Distrito Federal que investiga la tentativa de homicidio y dos que siguen las investigaciones del probable vínculo de la agresión con el crimen organizado”, aclaró el juez paraguayo.

Balderas Garza ha sido vinculado con el narcotráfico, pero las autoridades mexicanas han descartado que el altercado con Cabañas estuviese vinculado a esas actividades.

El juez Mayor Martínez indicó que el alcance del testimonio de Cabañas será evaluado por la justicia mexicana y que posteriormente tomaré declaración a María Lorgia Mena y Amancio Rojas, esposa y cuñado del jugador, quienes estuvieron presentes en el lugar del atentado.

Cabañas tiene previsto viajar a Buenos Aires para seguir el tratamiento ambulatorio buscando su recuperación física y cognitiva.

La bala disparada por el arma del agresor continúa alojada en el lado derecho del cráneo por lo que, según los médicos que lo atienden en una clínica de Buenos Aires, la visión izquierda se encuentra restringida, además de producirle un inconveniente temporal impidiéndole recordar hechos recientes.

Desde hace una semana, Cabañas dejó su residencia en Asunción para ir a vivir con sus padres en el pueblo Itauguá, a 26 kilómetros al oeste.

“Es como un niño, duerme entre nosotros en nuestra cama”, reveló la madre Blásica Ortega.*

(*Sacado de: http://www.eluniversal.com.mx/ *)

Le dijeron que dijera eso…
Después de que te dispararon y el cabrón que lo hizo se fue…
No creo que cualquier persona diga quien fue, si el tipo que te disparo anda suelto…

En fin…

Anuncios