*Después de 62 días de permanecer como rehénes, este domingo fueron liberados dos de los 35 campesinos de la comunidad de Buenavista Yosoñama, quienes se encontraban secuestrados por pobladores de esta localidad, con quienes sostienen un conflicto agrario por la disputa de mil 800 hectáreas de tierras de bosque.

En la explanada municipal de este poblado indígena, que se localiza a unos 270 kilómetros al poniente de la ciudad de Oaxaca, se reunieron cientos de hombres, mujeres y niños para presenciar la liberación de Irineo José Antonio Hernández y Anastacio José González, quienes estuvieron en cautiverio desde el 30 de mayo, al igual que otros 33, entre ellos el agente municipal de Buena Vista Nñumi, Tlaxiaco, Emiliano José Reyes.

Entre los 33 campesinos que aún se encuentran secuestrados hay cinco niños, Eliseo Cruz Vásquez, Alejandro Hernández José, Noé José Santiago, Hugo Cruz Cruz e Isaías José José, ellos junto con los demás adultos fueron traídos en contra de su voluntad a este municipio y han sido distribuidos en distintos poblados pequeños que se encuentran en este territorio.

Anastacio José González relató que su secuestro fue itinerante, pues durante estos dos meses con dos días, lo mantuvieron encerrado en casas que se ubican en distintas agencias de este municipio. Junto con su compañero Irineo, fue retenido en casas y cárceles de Santa María Teposlatango, Santo Domingo del Progreso, Rancho Viejo, Avenida 28 de Mayo, El Calvario, San Isidro y hace cuatro días llegaron a este municipio para ser liberados.

Los dos campesinos liberados fueron entregados al subsecretario de Desarrollo del Gobierno del Estado, Joaquín Rodríguez Palacios, quien informó que serían trasladados a un hospital de La Villa de Tlaxiaco, a unos 100 kilómetros de distancia de esta comunidad, “ahí los valorarán, seguramente queden internados, porque uno de ellos presenta diabetes y después de 60 días se les complicó”.

“Yo soy un vecino de Buena Vista, San Juan Nñumí, agradezco bastante, como acaba de mencionar somos de la misma raza, somos vecinos, desde que salimos de allá estamos muy concientes, porque los vecinos nos trataron bien, siempre nos dieron dos tacos en la mañana, dos tacos en la tarde, y con eso nos mantenemos. Sí les agradecemos bastante”, dijo Irineo.

Anastasio dijo que “algunos de nosotros nos enfermamos”, situación confirmada por el subsecretario de Desarrollo de Gobierno, Joaquín Rodríguez Palacios, quien logró entrevistarse con los 33 rehenes, quienes este domingo fueron concentrados en este municipio con la finalidad de que platicaran con el funcionario del estado.

Liberación de dos, señal para negociar y liberar a los otros 33 campesinos

Rodríguez Palacios dijo que la liberación de los dos campesinos “es un avance, para que nos sentemos a platicar el próximo martes en la ciudad de Oaxaca y se inicie una mesa de negociación de alto nivel”.

Las mil 800 hectáreas que se disputan, por resolución presidencial de hace más de dos años, le pertenece a los comuneros de San Juan Mixtepec, sin embargo, los pobladores de Yosoñama mencionan que varias generaciones desde hace 150 años, han trabajado esas tierras y por lo tanto se sienten con el derecho de poseerlas.

Sin embargo, Rodríguez Palacios, dijo que esas tierras son de San Juan Mixtepec, “de eso no hay duda, ahora tenemos que ver cómo resolver la situación de conflicto en que se encuentran ahora y para eso nos sentaremos a platicar el martes próximo”.

En tanto, la asamblea comunitaria de este pueblo, en un documento que distribuyeron entre los medios de comunicación, manifestó que “ante los oídos sordos del Gobierno estatal y Federal, nos vimos obligados a tomarlos como rehenes a estos habitantes para exigir justicia, ya que por años nos han ido despojando de nuestras tierras”.*

(*Sacado de: http://www.eluniversal.com.mx/ *)

Anuncios