*Jerarcas de la Iglesia Católica rechazaron la legalización de las drogas en México, pero se abrieron al debate.

Juan Sandoval Íñiguez, cardenal de Guadalajara, comentó que “eso hay que pensarlo mucho, estudiarlo mucho, no es fácil. El debate sí”.

Norberto Rivera Carrera, arzobispo primado de México, también dijo que el debate debe darse para ver el tema.

“Tiene que hacerse un estudio si realmente va a beneficiar a la salud de los mexicanos, es una cuestión de salud y desde esa perspectiva se tiene que estudiar. México no sería el primero en hacer esa experiencia, pero hay que aprender en cabeza ajena, aunque dicen que no se aprende en cabeza ajena”, dijo Rivera.

-Hay otros países que ya tuvieron esa experiencia y yo creo que hay que…

-¿Debatirlo?

-Por supuesto, eso es lo que dice usted, replicó Norberto Rivera.

“El problema no es la legalización o la no legalización, es una pregunta muy simplista, se trata de ver cuál es el problema de salud en México y la experiencia por la que han pasado otros países. Y por supuesto eso necesita ser comentado, ser conocido por la sociedad antes de pronunciarse”, puntualizó Rivera.

Rafael Cabrera, vicepresidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), dijo que “la liberación de las drogas no resuelve el problema del narcotráfico y mucho menos de la criminalidad en México”.

El jerarca católico rechazó la legalización en cualquiera de sus formas, “pero tienen que oírse las dificultades que tiene la sociedad porque en la discusión salen también los problemas que están detrás”.

-¿Usted está de acuerdo en que se dé este debate?

-Que se dé el debate, sí…

-¿Pero como obispo de Chiapas usted está en contra de la legalización?

-Por supuesto, y en México y en el mundo, afirmó Cabrera.

El vicepresidente de la CEM reveló que este tema no lo han dialogado porque “es muy reciente la propuesta, pero sería imprudente y nocivo liberar el tráfico de drogas”.*

(*Sacado de: http://www.eluniversal.com.mx/ *)

Anuncios