*El Centro de Estudios de Adopción (CDEA) entregó en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) una postura contraria a la posibilidad de que los matrimonios integrados por parejas del mismo sexo puedan adoptar, ya que sería un acto que no buscaría el interés superior del menor.

La directora del CDEA, Alejandra Salas Niño, hizo acto de presencia en la Oficialía de Partes del Alto Tribunal para presentar el documento dirigido a cada ministro, cuya línea principal es el respeto al derecho que tienen todos los niños, niñas y adolescentes de vivir y crecer en una familia que sea capaz de respetar todos sus derechos y satisfacer sus necesidades.

Entrevistada frente a la SCJN señaló que la postura del CDEA gira en torno a que no existe ningún derecho de personas de poder ejercer la paternidad por la vía biológica o adoptiva, mientras que por el contrario, sí existe el derecho del niño de vivir y crecer en una familia, por lo que se debe actuar en consecuencia.

Comentó que la institución que representa, solicita a los 11 ministros del Alto Tribunal se dirijan a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) para solicitar y realizar las enmiendas necesarias para impedir que las parejas del mismo sexo puedan adoptar a un niño, en tanto no se tengan los estudios y conclusiones que aseguren el desarrollo óptimo del niño no se afecta por vivir en un núcleo homoparental.

Salas Niño expresó que en este tipo de adopciones no se estarían brindando al menor los medios adecuados para su sano desarrollo, ya que la figura paterna y materna son fundamentales en la crianza, hecho que de antemano se descartaría en estos casos, por las preferencias sexuales de los adoptantes.

Señaló que se argumenta que a pesar de que hay países en los que desde el año 2000 se ha aprobado la adopción por matrimonios homosexuales, los estudios e investigaciones publicadas en torno al tema tanto a favor como en contra, se realizaron con muestras sesgadas, y con una metodología con poco rigor científico.

La directora del CDEA indicó que ante la falta de estudios con resultados certeros, es fundamental aplazar la decisión, en tanto no se conozcan las verdaderas consecuencias de esta resolución, para que así sea una decisión fundada en el interés superior del niño.

Indicó que la institución que representa tiene la misión de recopilar, documentar, producir y difundir conocimiento para proponer iniciativas de ley y proyectos que permitan optimizar los procesos y prácticas asociados a la adopción.*

(*Sacado de: http://www.eluniversal.com.mx/ *)

Anuncios