*El presidente Barack Obama realizó hoy una meteórica visita vacacional y de trabajo al estado de Florida, y reconoció que el taponamiento de la fuga petrolera en el Golfo de México no implica el fin de la responsabilidad del gobierno federal.

“Estoy aquí para decirles que nuestro trabajo no ha terminado, y no nos vamos a ir a ningún lado hasta que así sea. Ese es un mensaje que quería entregar personalmente a la gente de la Costa del Golfo”, señaló en Panamá City.

Obama llegó acompañado de su esposa Michelle y de una de sus dos hijas, Sasha, en una visita de 27 horas en la cual mezcló momentos de asueto con una reunión programada con pequeños empresarios.

Su visita a la zona ocurre luego de comentarios críticos de que Obama desatendía su propia recomendación de vacacionar en el Golfo de México para ayudar a la atribulada industria turística de la zona.

Su esposa Michelle vacacionó en España, en un viaje que generó polémica por su costo, y la familia completa tiene planeado visitar este mes Martha’s Vineyard, el sitio favorito de recreo de los estadounidenses más ricos.

Uno de los pequeños empresarios que se reunieron con el presidente era el gerente de un hotel que ha tenido más de un millar de cancelaciones de reservaciones, a raíz del derrame petrolero.

Obama prometió continuar los trabajos de limpieza. “No voy a estar satisfecho hasta que el medio ambiente sea restaurado. No importa cuánto tiempo tome eso”, dijo.

“Quiero dejar en claro que como resultado de los esfuerzos de limpieza, las playas de la Costa del Golfo están limpias, seguras y abiertas al público”, finalizó.*

(*Sacado de: http://www.eluniversal.com.mx/ *)

Anuncios