*El fin de semana fue de muerte para los migrantes al registrarse cuatro fallecimientos en la zona fronteriza entre México y Estados Unidos.

Tres de las víctimas fueron localizadas en el desierto de Arizona y la cuarta, un hombre originario de Michoacán, se halla en la zona montañosa de Tecate, en el lado mexicano, donde apenas el martes será rescatado.

Rafael Hernández, director del grupo Ángeles del Desierto, informó que los cuerpos se localizaron en el desierto de Arizona, en lado estadounidense, y por las altas temperaturas que se han registrado, existe la posibilidad de que murieran de deshidratación.

Eran tres hombres que se hallaban cerca de la frontera, dijo el activista y explicó que en las últimas tres semanas se han localizado al menos una docena de cuerpos de migrantes fallecidos.

Integrantes de Ángeles del Desierto viajan frecuentemente a la zona desértica de Arizona a buscar 13 migrantes que fueron reportados como desaparecidos por sus familiares.

Por su parte, el director de Protección Civil de Baja California, Alfredo Escobedo Ortiz, reportó la muerte de un migrante originario de Michoacán, en la zona montañosa de la Rumorosa en Tecate.

El hombre fue identificado como Alfonso Torres Ramírez, de 39 años, quien había viajado a Uruapan a visitar a su madre enferma, después de residir las últimas dos décadas en Anaheim, California.

Personas que circulaban por la zona conocida como Cañón la Gloria, ubicada a la altura del kilómetro 54 de la carretera Mexicali-Tijuana, reportaron que un hombre se encontraba lesionado en el lugar.

Luego de dejar agua y alimentos al hombre, notificaron de la situación al grupo Beta que solicitó apoyo a Protección Civil.

El reporte se recibió desde la noche del viernes, pero a pesar de que se realizó un operativo de búsqueda por parte de elementos de Protección Civil, Grupo Beta y Aguiluchos de Mexicali, hasta el domingo localizaron al hombre que ya había fallecido.

Escobedo Ortiz calculó que el hombre pudo ser visto desde el jueves, pero debido a que se trata de una zona de difícil acceso, los testigos llegaron al poblado de la Rumorosa hasta el viernes.

Dijo que al momento se desconoce la causa de la muerte de Torres, pero pudo deberse a las altas temperaturas que el fin de semana rebasaron los 40 grados centígrados por encontrarse en cañones.

Probablemente estuvo si agua durante unas 48 horas, lo que en aquella zona puede ser mortal.

El área donde se localizó el cuerpo se encuentra a unos tres kilómetros de la carretera, pero debió a lo escarpado del terreno, la caminata para llegar hasta él es de 24 horas, por ello, el rescate se realizará en un helicóptero rentado.

La zona donde falleció el michoacano es una de las más transitadas por migrantes. A pesar
de que se encuentra relativamente cerca de la carretera y la barda fronteriza, es de muy difícil acceso, por lo que las caminatas pueden prolongarse durante horas, con el riesgo de las temperaturas extremas y el peligro de caer en algún risco.*

(*Sacado de: http://www.eluniversal.com.mx/ *)

Anuncios